El restaurante Azar está situado en el corazón de la nueva ciudad, en el barrio de Gueliz y debo adelantar que tengo una gran predilección por este restaurante de Marrakech que  no te puedes perder. Cuando llegas a sus enormes puertas, te dan una bienvenida, que ya te hace sentir la atmosfera que te vas a encontrar adentro.

Es uno de los restaurantes más bonitos de Marrakech, con una decoración impecable en el que los colores, las texturas de sus paredes, los revestimientos totalmente increíbles y su iluminación muy tenue, recrean una escena espectacular entre la modernidad y la tradición, es un lugar con muchísima esencia y realmente romántico.

Azar tiene un restaurante, una terraza, bar y club bajo un mismo techo, la parte de abajo donde se encuentra el club y sus aseos son un espectáculo también respecto a su decoración, con diversos vinilos de escenas árabes y tradicionales además del ambiente intimo recreado por su luz de las velas tenue y su música suave, hay bailarinas de danza del vientre y el aroma de la shisha.

Azar es el mejor restaurante libanes de Marrakech, aunque su carta te presenta también una cocina oriental con una sutil mezcla de sabor libanés y marroquí. El resultado es realmente espectacular.

Con multitud de mezzes o entrantes como el hummus al limón, caviar con berenjena y menta, falafel, makanek ,el tabulé o la pastilla tradicional dan paso a un exquisito tagine de rape, que es mi preferido o las brochetas de cordero a la parrilla o de Kafta y los pinchos de camarones. Cerrando con un pudin libanes o su queso de leche con naranja confitado con miel y almendras tostadas.

Azar además de su excelente y atento servicio el ambiente creado es exquisito y chic, en el que te recomiendo, te dejes llevar por su encanto oriental.