Este zoco de las babuchas es uno de mis favoritos, porque mi favorito por excelencia es el de los cestos y capazos. Me gusta ver el colorido de las babuchas, trabajadas con miles de detalles diferentes, colgadas y suspendidas sobre todas las puertas de cada tienda y si miras hacia el interior de cada una de ellas seguramente veras a algún maestro babuchero cosiendo el cuero a mano en su taller entre millones de modelos colocadas perfectamente en estanterías de muchísima altura ya que estos comercios son de espacios reducidos. Me encanta entrar en ellas y mirar detenidamente, los modelos, los colores, los detalles, las de arriba, las de abajo pero sin que nadie interrumpa ese momento, que me dejen mirar tranquilamente, cosa que es bastante difícil ya que ellos intentan hacer la venta rápida. “La prisa mata” como ellos dicen.

La palabra “babucha” significa zapato sin tacón y su característica principal es que están hechas a mano y de forma artesanal.

Este calzado tradicional desde siempre se ha utilizado en bodas y eventos especiales, pero dependiendo del tipo de babucha se puede utilizar para la calle o para casa.

También existen las  “babuchas reales”, que son las babuchas que se utilizan por las personas que trabajan en los palacios del monarca, Mohamed VI. La babucha real tiene la tradicional forma puntiaguda, su cuero es de dromedario y por fuera es de color amarillo chillón, mientras que por dentro es verde como el color del islam.

También puedes encontrar la más popular que es la babucha “bereber” , es decir la babucha tipo pantufla, cuyo uso principal es para estar en casa. Estas babuchas tienen suela de caucho, porque los habitantes de las zonas rurales las utilizan para andar por el campo y por caminos de tierra.

Mis preferidas son las de rafia y las de animal print, pero las vas a encontrar de miles de colores preciosos, con la punta redonda o puntiaguda, de tela, de terciopelo, en piel o en ante, decoradas con multitud de lentejuelas de colores, bordadas o sin bordar con rayas o grabados, con o sin suela y a un precio medio de 80 dírhams (8 €), puedes encontrar unas de buena calidad.