No podrás resistirte al encanto de este Riad, Dar Cherifa está situado en el corazón de los zocos de la Calle Mouassine, en una de las zonas de más prestigio de la Medina. Tras un callejón sin salida, encontraras unas puertas que se abren para descubrir este edificio secreto, oculto y con cierto aire de clandestinidad, que no todo el mundo logra localizar .

Para mi Dar Cherifa, es el gran ejemplo de la esencia de la arquitectura marroquí, lo que yo denomino “Arquitectura con Alma”, pocos lugares transmiten con ese “talante arquitectónico” esa serenidad y tranquilidad.

El color de sus muros son una mezcla de color entre caldera, naranja, colores tierras e incluso amarillos, que se mezclan con increíbles arcos de madera y que te acogen y te envuelven en una visual sombría de 360º que no te dejara indiferente.

Dicen que es uno de los edificios más antiguos de Marrakech, el cual fue restaurado en el año 2000 de una manera exquisita por artesanos y que ha dado lugar a un café literario, casa cultural y restaurante donde podrás degustar una refinada comida oriental, que se sirve en torno a su patio central y en pequeños estancias más privadas. Normalmente no hace falta reserva.

Además en su ático hay una terraza con una zona Lounge y aunque tiene bastante altura, aconsejo subir y ver la vista desde esta perspectiva del Riad, es Maravillosa¡¡

Si pienso que hay algún sitio que no debes dejar de visitar en Marrakech, este es Dar Cherifa. Por su gran elegancia y su belleza intemporal¡¡

En este caso no voy a facilitar la dirección de este lugar, pienso que es mucho más interesante pasear por los callejones de la medina y descubrirlo por casualidad. Búscalo¡¡

Todas las fotos son de My Dear Morocco. Marrakech 2016