Es uno de los Riad con más encanto de Marrakech. Está a tan solo a 150 metros de la famosa plaza Jamaa el Fna y es un coqueto hotel de ocho habitaciones regentado por los españoles, Inés Bultó y Bruno Oliver que han logrado crear un ambiente perfecto con mucho mimo y buen gusto. Ellos compraron el antiguo palacete Derkaoui perteneciente a una antigua familia aristocrática marroquí. Tras una restauración de dos años utilizando materiales autóctonos, abrieron este maravilloso Riad.

Su fachada te aísla del bullicio de Marrakech, ese bullicio que cuando quieres te dejas absorber por el y cuando no puedes refugiarte perfectamente. Eso es algo que me encanta de la ciudad.

Este maravilloso Riad esta compuesto de 8 habitaciones, con nombres como Harry Potter o Peter Pan entre otros y cada una de ellas con su propia esencia. Están distribuidas en dos plantas y todas ellas tienen una combinación de decoración marroquí y colonial que conviven perfectamente.

Este Riad con un gran encanto tiene en su interior un patio central, un oasis de frescor con aroma a pétalos de rosa y flores frescas.

Hay que destacar también su azotea, en la que se encuentra una terraza con hamacas y sillones, donde se puede desayunar, tomar el sol o un baño en su piscina, o disfrutar de una magnifica puesta de sol mientras bebe un té a la menta.

Respecto a su restaurante he de decir que combina especialidades marroquíes y exquisiteces internacionales. Entre las que se pueden destacar las empanadillas marroquíes, el clásico couscous de cordero e incluso se puede degustar un gazpacho o tortilla de patata (tortilla abracadabra).

Las verduras y frutas son frescas y compradas a diario, sin faltar ensaladas, pasta, excelentes carnes…todo ello podrás disfrutarlo en cualquiera de las estancias, bien en la terraza o estancias interiores.

Riad Abracadabra

Derb Jamaa 125, Marrakech 40000, Marruecos
619 82 36 44